Los refrigerios nutritivos y bien planificados son una gran adición a cualquier plan de control de peso o patrón de alimentación saludable. Elegir un refrigerio nutritivo entre las comidas ayuda a mantenerte satisfecho al controlar el hambre.

Los refrigerios saludables pueden ayudar a reducir la posibilidad de que coma demasiado en una comida posterior (1).

Cuando se combina con carbohidratos, proteínas y grasas, lo ayuda a mantenerse lleno por más tiempo. Una buena regla general es buscar bocadillos ricos en proteínas y llenos de nutrientes (3).

Contenido

¿Cuál es el mejor bocadillo para bajar de peso?

Una excelente opción de bocadillos son las frutas y verduras. El tamaño de las porciones grandes de frutas y verduras puede ayudarlo a llenarse mientras mantiene bajas las calorías (1).

Una porción de frutas y verduras generalmente proporciona menos de 100 calorías. Tanto frescos como congelados funcionan como excelentes opciones.

La planificación es una de las principales claves para los bocadillos saludables.

Hacer que los refrigerios encajen en un patrón de alimentación nutritiva requiere un poco de planificación con anticipación. Mantener las frutas y verduras surtidas puede ayudar a que sea más fácil incluirlas en un refrigerio saludable.

Evite guardar bocadillos poco saludables como papas fritas y galletas en la casa. Si no están cerca, no tendrás la tentación de agarrarlos.

Esté preparado planificando y preparando algunas opciones de bocadillos nutritivos con anticipación. Por ejemplo, corte fruta fresca la noche anterior o divida una porción de nueces antes de ir a trabajar (1, 2).

Entonces, después de saber todo esto, ¿cuáles son algunos bocadillos saludables? Encuentre ideas de bocadillos y recetas saludables a continuación.

50 ideas de refrigerios saludables para bajar de peso

1. Huevos duros 

Los huevos duros son una excelente merienda rica en proteínas y abundante. Con solo 77 calorías y 6 gramos de proteína, y solo 5 gramos de grasa por huevo , los huevos duros son el refrigerio perfecto bajo en carbohidratos.

Este refrigerio fácil también contiene grasas buenas y vitaminas y minerales esenciales como hierro y vitaminas B.

2. Cecina de res alimentada con pasto

La cecina, ya sea carne de cerdo, ternera o pavo, es una excelente opción para nutrir bocadillos bajos en carbohidratos y ricos en proteínas. El contenido de proteína en la cecina hace que sea muy abundante y satisfactoria (3). Busque variedades alimentadas con pasto que sean más buenas para su grasa y más ricas en nutrientes.

Si necesita un bocado bajo en carbohidratos y sin ensuciar para llevar, la cecina de res es una excelente opción para un refrigerio del mediodía.

3. Yogur griego

Esta opción inteligente de refrigerio no solo está llena de bacterias buenas para usted, sino que también es una gran fuente de calcio y proteínas .

Los carbohidratos en el yogur griego brindan un impulso de energía rápido para una depresión por la tarde, mientras que la proteína lo ayuda a mantenerse lleno hasta su próxima comida.

La mejor opción es elegir un yogur griego sin azúcar añadido. Me gusta cubrirlo con algunos arándanos y fresas para darle sabor y agregar vitamina C.

4. Chocolate negro

El chocolate con un alto contenido de cacao (70% o más) está lleno de antioxidantes , minerales y nutrientes. Puede proporcionar una fuente rápida de energía en un refrigerio.

Eso es porque las semillas del árbol del cacao son una rica fuente de antioxidantes, fibra soluble y minerales. 

100 g (aproximadamente del tamaño de 1 barra) de chocolate amargo vienen con: 

  • 7,9 g de proteína (16% DV)
  • 11 g de fibra (44% DV)
  • 12 mg de hierro (67% DV)
  • 1,8 mg de cobre (89% DV)
  • 2,0 mg de manganeso (98% DV)

También contiene omega 3 y 6, potasio, zinc y calcio, lo que lo convierte en un capricho saludable que no arruinará su salud ni su dieta para perder peso. 

El chocolate negro proporciona el mayor beneficio cuando se combina con una fuente de grasas o proteínas saludables.

Pruebe este bocadillo saludable en una receta casera de mezcla de frutos secos:

1/4 taza de chispas de chocolate con 70% de cacao, 1/4 taza de almendras y 1/4 taza de arándanos secos.

Aunque el chocolate negro puede ser saludable, asegúrese de comer con moderación, ya que también es una fuente de azúcar. 

Sea conservador en el tamaño de la porción, rompa una barra en pedazos y coma unos pocos a la vez. 

5. Garbanzos 

También conocidos como garbanzos, los garbanzos son una buena fuente de fibra y proteínas. Las proteínas y la fibra trabajan juntas para retardar la digestión y ayudar a que se sienta lleno.

Los garbanzos son deliciosos asados.

Siga esta sencilla receta:

  1.  Escurra los garbanzos enlatados y ase en el horno a 400F durante 40-50 minutos 2.
  2. Mezcle con aceite de oliva y sus especias favoritas que potencian el sabor, como el pimentón y el ajo en polvo.

6. Palomitas de maíz

Con un alto contenido de fibra y pocas calorías, las palomitas de maíz pueden ser una excelente opción como bocadillo.

Una sola porción es más de 3 tazas, proporciona una porción de granos integrales y tiene alrededor de 110 calorías. Tenga cuidado de mantenerse alejado de la mantequilla agregada y las coberturas saladas.

Agregue 1/4 taza de chispas de chocolate amargo a sus palomitas de maíz para obtener algunas vitaminas y minerales adicionales.

7. Edamame

Esta proteína vegetal saludable es una gran fuente de grasas saludables y fibra. Edamame viene fresco o congelado.

Receta fácil de edamame: agregue edamame a agua hirviendo con sal, cocine por 5 minutos, escurra y mezcle ligeramente con sal marina y aceite de coco.

8. Mezcla de frutos secos 

La mezcla de frutos secos puede estar llena de proteínas, fibra, ácidos grasos omega-3 y vitaminas si elige la correcta. 

Busque nueces enteras (nueces, almendras, pistachos) y opciones bajas en sodio. Las nueces son conocidas por sus beneficios para la salud del corazón.

Quizás la mejor opción sea hacer una mezcla casera de frutos secos. Pruebe una receta casera de 1/4 taza de sus nueces favoritas, 1 cucharada de hojuelas de coco, 1 cucharada de pasas, 1 cucharada de semillas de calabaza.

9. Hormigas en un tronco 

Esta receta clásica combina apio con mantequilla de maní natural y pasas. El apio es muy bajo en calorías y es rico en vitaminas, minerales y fibra. Elija mantequilla de maní sin aditivos. 

10. Requesón

Con 13 gramos de proteína por 1/2 taza, el requesón es un excelente bocadillo. El requesón también es una buena fuente de calcio y potasio.

Pruebe 1/2 taza de bayas y un chorrito de miel para un bocadillo satisfactorio.

11. Mantequilla de nueces

La mantequilla de maní, la mantequilla de almendras y la mantequilla de anacardo son solo algunas opciones excelentes. Cubra una manzana con su mantequilla de nueces favorita, como la mantequilla de almendras, para obtener un refrigerio rico en proteínas y fibra. 

12. Chips de col rizada

La col rizada puede ganar uno de los primeros lugares para las verduras de hoja verde más saludables. Hornear col rizada mezclada con aceite de aguacate es una excelente manera de incluir grasas saludables y vegetales en un refrigerio por la tarde.

13. Barras de granola caseras

La barra de granola ideal para un refrigerio saludable está llena de fibra, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales.

Pero muchas barras de granola están llenas de azúcares agregados y se parecen más a barras de caramelo que a bocadillos nutritivos. Busque barras de granola que estén hechas de ingredientes enteros mínimamente procesados ​​y que contengan muy poca sal y azúcar agregada.

14. Dip de queso feta

Mezcle yogur griego, queso feta y hierbas para obtener una salsa de verduras rápida, saludable y llena de proteínas (palitos de apio, rodajas de pepino.

15. Tostada de aguacate

Las grasas saludables del aguacate lo convierten en un bocadillo nutritivo y abundante. Elija pan 100% integral para garantizar una energía lenta y constante.

Para mayor sabor, experimente con diferentes condimentos y aderezos como pimentón, semillas de sésamo y aceite de oliva. Me gusta espolvorear un poco de queso parmesano encima.

16. Guacamole 

El guacamole casero es fácil de hacer con solo unos pocos ingredientes. Es una fuente de grasas saludables con muy pocos carbohidratos.

Los aguacates también ayudan a su cuerpo a absorber nutrientes, maximizando sus esfuerzos de alimentación saludable para perder peso.

Para hacer una porción, mezcle 1/4 de aguacate, jugo de limón, sal y pimienta. Para agregar un toque, mezcle un poco de salsa picante o unas rodajas de chile jalapeño. Disfrútelo con un puñado de zanahorias baby o pimiento en rodajas. 

17. Bolas de proteína de mantequilla de maní 

Esta receta es ideal para llevar y tiene un gran impacto en la escala nutricional de semillas de chía densas en nutrientes y frutos secos.

Receta: combine 1 taza de mantequilla de maní, 1/2 taza de copos de avena, 3 cucharadas de semillas de chía, 1/4 taza de miel y 1/4 taza de arándanos secos. Revuelva para combinar antes de enrollar en bolas del tamaño de un bocado. Refrigere y almacene hasta por 14 días.

18. Frutas frescas

A veces, lo más saludable es lo más simple. No siempre tienes que ir a la cocina para cocinar bocadillos saludables.

Las frutas frescas son ricas en nutrientes y muy saludables. No requieren cocción ni calentamiento. Las frutas como las manzanas, los plátanos y las uvas son portátiles como están y no necesitan preparación.

Otras frutas saludables que favorecen la pérdida de peso como el mango, la piña, la sandía y los duraznos se pueden cortar con anticipación y almacenar en recipientes herméticos. 

19. Dip de hummus

Sumerja zanahorias, pimientos morrones y pepinos ricos en fibra en hummus cremoso para obtener un refrigerio satisfactorio y energético. 

20. Queso en tiras

Si está buscando algunas opciones de bocadillos saludables portátiles, el queso en tiras es uno de los mejores. Viene empaquetado, ligero y compacto.

Puede caber en su bolso o en cualquier lugar. A diferencia de las barras energéticas azucaradas convencionales, el queso en tiras es una opción baja en azúcar y carbohidratos que es adecuada para perder peso. 

21. Muffins de huevo

Con claras de huevo, espinacas, pimiento rojo en rodajas y un molde para muffins, puedes preparar muffins de huevo fáciles de preparar con alto contenido de proteínas y bajos en carbohidratos.

No solo son un excelente desayuno que aumenta la energía, sino también un refrigerio sabroso y abundante que te durará horas.

22. Dip de frijoles negros

La fibra es un nutriente esencial en cualquier dieta y los frijoles negros tienen toneladas de ella. Para disfrutarlos como botana, mi favorito es hacer dip de frijoles negros con jugo de limón, cilantro, salsa adobo y crema agria. Disfrútelos con una guarnición de chips de pita o totopos. 

23. Aceitunas

Las aceitunas son una buena fuente de muchos nutrientes y vitaminas beneficiosos para usted. En parte, es por eso que son un alimento básico en la dieta mediterránea. 

Las aceitunas contienen una alta dosis de biofenoles. Es uno de los antioxidantes que previene la acumulación de colesterol malo. Esto hace que las aceitunas sean un bocadillo saludable que contará con beneficios para la salud del corazón. 

Además, estos sabrosos bocados están llenos de vitamina E y otros antioxidantes que lo protegerán aún más de la osteoporosis y más. 

Combínalos con una guarnición de queso mozzarella y algunas nueces para crear un refrigerio gourmet digno de un cóctel. 

24. Tomates Cherry Rellenos

El tomate cherry no es necesariamente un refrigerio básico, pero rellenarlos con relleno de queso crema los convierte en un refrigerio sabroso al que no se puede resistir.

Para hacer dos porciones, prepare 8 tomates cherry y córtelos por la mitad. En un tazón pequeño, simplemente mezcle 1 oz de queso crema, 1 cucharadita de mayonesa y 1 cucharadita de hierbas picadas como cebollino y eneldo.

Rellena las mitades de tomate con el relleno de queso crema y disfruta.

También puede agregar una pizca de jugo de limón para darle un sabor refrescante. Son solo 77 calorías por porción. 

25. Batido de proteínas

Un batido de proteínas es una buena opción de refrigerio para cuando necesita algo sustancioso y sensible hasta su próxima comida o después de un entrenamiento.

Los estudios demuestran que la proteína puede ayudarlo a perder peso y ganar músculo mientras pierde grasa y mejora la composición corporal.

Hay muchos excelentes suplementos de proteína en polvo disponibles en Amazon. Busque tipos sin conservantes y sin azúcar agregada.

Aquí hay una receta de batido de proteínas que tiene menos de 350 calorías y proporciona 20 gramos de proteína de origen vegetal.

Ingredientes:

  • 1 taza (225 ml) de leche de almendras sin azúcar 
  • 1 cucharada (20 gramos) de VEGA ONE® ALL-IN-ONE SHAKE
  • 1/3 de plátano
  • 1/2 taza de arándanos congelados

Para esta receta, combine todos los ingredientes en una licuadora y mezcle hasta que quede suave. Disfrutar

26. Avena con canela

Los carbohidratos complejos y la fibra que se encuentran en la avena brindan al cuerpo energía de mantenimiento. Además, la avena es una excelente opción para la salud del corazón (1).

Consejo: tenga cuidado con lo que pone en su avena; no todas las adiciones son iguales. Evite el exceso de azúcares y grasas saturadas con ingredientes de alta calidad. Cubrir la avena con una proteína magra y una opción saludable para el corazón aumenta el factor de nutrición para aprovechar al máximo su tazón de avena.

Pruebe la canela más 1/4 de taza de manzanas en rodajas y 1/4 de taza de yogur griego.

27. Pretzels de espelta

La espelta se considera un “grano antiguo” y está llena de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Además, es un poco más alto en proteínas que los pretzels tradicionales, proporcionando aproximadamente 5 gramos de proteína.

Estos pretzels con sabor a nuez son una alternativa perfecta a las papas fritas que estás de humor para picar. Los pretzels de espelta serían geniales con 1 cucharada de mantequilla de maní.

28. Galletas vegetales

Las galletas de verduras pueden ofrecer fácilmente algunos de los beneficios de comer verduras en un formato de bocadillo que es conveniente y sabroso. Las galletas vegetales, bajas en calorías y altas en fibra, pueden ser un refrigerio útil cuando se trata de perder peso. 

Como otra alternativa a las papas fritas, las galletas vegetales se pueden comprar en un paquete listo para comer o puedes prepararlas en casa con las verduras sobrantes.

29. Avena durante la noche

Este bocadillo es muy fácil de preparar con anticipación y las combinaciones de sabores son infinitas. Aumente el contenido de nutrientes usando semillas de lino como cobertura; Ambos ingredientes aumentan el contenido de proteínas de esta opción y agregan fibra.

Una buena regla general es una parte de avena, una parte de líquido, 1/2 parte de yogur o líquido adicional.

Algunas combinaciones increíbles:

  • mantequilla de maní + plátano
  • cacao en polvo + fresa
  • mantequilla de almendras + granola
  • yogur de coco + extracto de almendras + cerezas
  • arándanos + mango + vainilla leche de almendras

20. Frambuesas cubiertas de chocolate

Estos dulces son un refrigerio dulce perfecto bajo en grasas y calorías para satisfacer su antojo de dulces por la tarde. Tanto el chocolate negro como las frambuesas frescas son una excelente fuente de antioxidantes y micronutrientes. Bono: se ha demostrado que el chocolate bajo en azúcar es beneficioso para la salud del corazón. 

Esto es todo lo que necesita para hacer este regalo inspirado en el Día de San Valentín:

  • 6 onzas. chocolate negro
  • 1-2 pintas de frambuesas
  • 1 cucharadita aceite de coco

31. Helado casero

Omita el helado comprado en la tienda y pruebe una receta casera. Con menos grasas saturadas y más proteínas que el helado normal, este es uno de los bocadillos saludables más fáciles de personalizar.

Con solo 4 ingredientes, este helado casero tiene menos de 150 calorías por ración y aporta 10 gramos de proteína. 

Prueba esta receta básica:

  • 4 tazas de fruta congelada
  • 1/2 taza de yogur griego natural 
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de miel

Mezcle con un procesador de alimentos y guárdelo hasta por 1 mes.

32. Dip de rancho

La salsa ranchera hecha con yogur es una receta rápida y simple hecha con ingredientes básicos que probablemente ya tenga a mano. Revuélvalo en minutos y disfrute de la salsa con algunos palitos de zanahoria y apio para obtener más fibra.

33. Pistachos 

Los frutos secos son ricos en fibra, proteínas, grasas y antioxidantes. Los pistachos son una opción especialmente nutritiva por su alto contenido en vitamina B. Varios estudios han relacionado los pistachos con la reducción de peso y la salud del corazón (11).

Para ayudarlo a disminuir la velocidad al picar y perder peso, elija pistachos con cáscara.

34. Palomitas de amaranto

El amaranto es un bocadillo naturalmente libre de gluten que es especialmente rico en proteínas y calcio. Si bien el amaranto es técnicamente una semilla, sabe y actúa como un grano (11). 

Cuando se calienta suavemente, este grano antiguo se hincha como palomitas de maíz. Úselo como refrigerio solo o como un aderezo crujiente de nuez para un parfait, granola o cereal.

35. Masa de galleta de garbanzos

Esta versión de masa para galletas es más baja en calorías y grasas saturadas que la masa para galletas normal, mientras que le proporciona proteínas saciantes. Cómelo con una cuchara o úselo como salsa para satisfacer su gusto por lo dulce. 

Como se mencionó anteriormente, los garbanzos son una buena fuente de fibra para ayudar en la digestión y promover una pérdida de peso saludable (6).

Prueba esta sencilla receta:

  • 1 lata de garbanzos (15 oz.), Enjuagados y escurridos
  • 1/4 taza de mantequilla cremosa de almendras
  • 1/3 taza de chispas de chocolate semidulce
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Combine todos los ingredientes excepto las chispas de chocolate en un procesador de alimentos; mezclar hasta que esté suave. Agregue chispas de chocolate bajas en azúcar antes de servir frío.

36. Granola

Hay toneladas de opciones diferentes de granola. Para encontrar uno que ofrezca el máximo rendimiento por su inversión, consulte la lista de ingredientes y la información nutricional. Manténgase alejado del exceso de azúcares e ingredientes que no puede pronunciar (12). 

Los mejores ingredientes incluyen

  • Avena, que es rica en fibra para ayudar a reducir el colesterol y promover la salud digestiva.
  • Las nueces proporcionan potasio, proteínas, fibra y magnesio y son bajas en grasas saturadas.
  • Semillas, que son una buena fuente de grasas buenas y antioxidantes.

Limítese a un tamaño de porción después de revisar la etiqueta. La granola puede tener un alto contenido de calorías, azúcar y grasa (12).

37. Aguacate sazonado

Una forma sencilla de incluir grasas saludables del aguacate es usar especias. Una pizca de sal y pimienta sabe muy bien. Para mezclar, pruebe con pimentón, pimienta de cayena o jugo de limón.

38. Pudín de semillas de chía

Las semillas de chía a menudo se denominan “superalimentos”. Contienen varios componentes que pueden prevenir el desarrollo de una gama más amplia de enfermedades crónicas. Es de destacar que también tienen un alto contenido de ácidos grasos omega 3, lo que los convierte en un refrigerio saludable para el corazón que promueve la saciedad (13). 

Este refrigerio rico en nutrientes es rico en fibra, proteínas, calcio, fósforo, zinc y ácidos grasos omega-3. Dos cucharadas tienen poco menos de 150 calorías y son bajas en grasas saturadas.

Mezcle 2 cucharadas de semillas de chía con 1/2 taza de leche de almendras, avena o vaca. Experimente con diferentes ingredientes como copos de coco, fruta fresca o un toque de jarabe de arce.

39. Chips de remolacha

Las remolachas ricas en antioxidantes son una excelente alternativa a las papas fritas cuando anhelas un bocadillo salado y crujiente.

Cortar la remolacha en rodajas finas y mezclar con una fina capa de aceite de oliva. Hornee en horno a 350F durante 20 minutos hasta que esté crujiente. Cubra con sal marina y disfrute de esta opción que es naturalmente baja en calorías.

40. Salsa de piña

Obtenga una porción de frutas y verduras combinando piña fresca, jalapeño, cebolla roja picada, pimiento morrón y cilantro. Sumerja en chips de pita integral o elija aguacate en rodajas para obtener grasas saludables y fibra adicional.

41. Bolas simples de mantequilla de maní

Prepare esta sencilla receta y tendrá bocadillos saludables para la semana. Estas alternativas saludables a las galletas con chispas de chocolate son bajas en azúcar y grasas saturadas. 

Es posible que ya tenga todos los ingredientes que necesita a mano:

  • 1 1/2 tazas de copos de avena a la antigua
  • 1/2 taza de mantequilla de maní
  • 1/3 taza de jarabe de arce puro
  • 1/3 taza de chispas de chocolate semidulce

Estos no podrían ser más fáciles de hacer. Simplemente mezcle todos los ingredientes, enfríe durante unos 30 minutos y luego forme bolas. Estos dulces son ricos en proteínas y grasas saludables.

42. Mini Rollitos Mexicanos

Use tortillas integrales y frijoles negros para un estimulante rico en fibra. Prepare rollitos con pollo desmenuzado para tener bocadillos a mano que lo mantengan lleno.

Para agregar proteínas y minimizar las grasas saturadas, use yogur griego en lugar de crema agria.

43. Paletas de zanahoria y coco

Estos bocadillos fríos súper simples son bocadillos saludables perfectos durante el verano. Las zanahorias están cargadas de vitamina A y antioxidantes, mientras que el yogur de coco ofrece grasas buenas para usted (2).

En una licuadora, combine todos los ingredientes y un toque de miel. Use 1/2 taza de piña para agregar dulzura. Coloque la mezcla en moldes para paletas heladas y congele hasta que esté firme. Disfrute de estos deliciosos bocadillos con una ligera capa de pimienta de cayena para aumentar el calor.

44. Huevos rellenos de aguacate picante

Mezcle el aguacate y el pimiento rojo para animar los huevos duros.

La cremosidad y la grasa saludable del aguacate agregan riqueza y sabor extra a los huevos rellenos que hacen que estos bocadillos sean más satisfactorios. Los huevos son una rica fuente de hierro, grasas omega-3 y proteínas.

45. Rollitos de fruta de mango

Hacer su propio roll-up de frutas significa que satisface su gusto por lo dulce sin azúcar adicional. Estas golosinas tropicales preparadas con anticipación son muy fáciles de tomar como bocadillo para llevar.

Pulse el mango en un procesador de alimentos hasta que tenga una consistencia similar a la pulpa. Extienda el mango en una capa delgada sobre una bandeja para hornear; hornee en un horno a 160F durante 2-4 horas hasta que esté listo.

46. ​​Ensalada Mini Caprese

Cubra 1 tomate entero en rodajas con un chorrito de aceite y una pizca de sal marina. Unas ramitas de albahaca y 1 onza de queso feta en la parte superior agregan un poco de sabor a este refrigerio bajo en grasas y rico en proteínas. 

47. Barras de súper comida

Las barras de superalimentos simples se pueden hacer con avena, nueces, semillas y frutas secas para brindarle energía y fibra para mantener estos bocadillos con menos de 150 calorías.

Hay innumerables combinaciones para probar, pero algunas de mis favoritas incluyen avena cortada en acero, semillas de calabaza, lino, arándanos secos y miel. ¿Quiere aumentar la densidad de nutrientes? Pruebe estos superalimentos, que se sabe que tienen un gran impacto con su alta concentración de antioxidantes (14):

  • Bayas de Acai
  • Arándanos secos
  • nueces de Brasil
  • Semillas de girasol
  • Jengibre

48. Camarones y salsa de cóctel

El camarón tiene una variedad de beneficios para la salud. Este marisco es rico en una variedad de vitaminas y minerales y es una excelente fuente de proteínas; solo 3 onzas de camarones proporcionan casi 20 gramos de proteína y menos de 150 calorías. Incluir camarones en su dieta también puede promover la salud del corazón y el cerebro debido a los ácidos grasos omega-3, los antioxidantes y el bajo contenido de grasas saturadas (15).

Empaque camarones descongelados y un recipiente pequeño de salsa de cóctel para un refrigerio rápido que no requiere calentamiento.

49. Leche con chocolate

La leche con chocolate es una excelente opción de refrigerio por una variedad de razones. La proteína y la grasa de la leche no solo te ayudan a superar las comidas, sino que los carbohidratos proporcionan una fuente de energía. Un solo 8 oz. la porción proporciona 8 gramos de proteína y solo 160 calorías. 

Aún mejor, los líquidos y electrolitos de la leche con chocolate la convierten en uno de los mejores bocadillos para aumentar la hidratación. También es una de las mejores opciones para picar porque la leche con chocolate es muy portátil, barata y fácil de encontrar.

50. Paletas de plátano con chocolate amargo

Los plátanos bañados en chocolate con maní triturado, fáciles de personalizar y portátiles, son un bocadillo dulce y salado. El chocolate negro o semidulce está lleno de antioxidantes y minerales y proporciona una fuente rápida de energía para una depresión por la tarde (4). Las nueces agregan proteínas, grasas y fibra para un refrigerio abundante (2).

Simplemente corte los plátanos por la mitad, péguelos en un palito de helado y sumérjalos en chocolate derretido. Congele para más tarde y tendrá un bocado fresco como refrigerio.

Conclusiones

Cuando se trata de comer bocadillos, hay algunas cosas que debe recordar para mantenerse saludable. Una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas saludables es lo mejor para mantenerte lleno y proporcionarte energía (1).

La proteína es una parte especialmente importante para mantener los bocadillos saludables y satisfactorios (3).

Tenga en cuenta que planificar con anticipación es clave para comer bocadillos saludables. Al tener opciones saludables a la mano, puede ser mucho más fácil cumplir con su plan de control de peso (6).

Pasar demasiado tiempo entre comidas puede hacer que algunos coman en exceso. Comer bocadillos entre comidas es una excelente manera de evitar comer en exceso en estas situaciones (6).

Las grasas y proteínas saludables ayudan a controlar el apetito entre comidas. Para mantener los bocadillos saludables, piense en alimentos integrales y una combinación de nutrientes (2).