El plan de dieta transgénica promete a sus seguidores que pueden perder hasta 15 libras en una semana comiendo un alimento o grupo de alimentos diferente cada día durante un total de 7 días.

Los defensores de este plan afirman que la dieta transgénica no solo lo ayuda a perder peso, sino que también elimina las toxinas del cuerpo, mejora la digestión y aumenta los niveles de energía, el estado de ánimo y el bienestar.

¿Puede una dieta realmente lograr esto en 7 días? El siguiente artículo proporcionará una descripción general de la dieta transgénica y analizará si este plan puede cumplir sus muchas promesas. 

¿Qué es el plan de dieta GM?

La dieta GM es sinónimo de dieta de General Motors. Según cuenta la historia, la dieta GM fue desarrollada en 1985 por General Motors Corporation. Tenía la intención de ser un programa de bienestar en el lugar de trabajo que ayudaría a los empleados de GM a perder peso y mejorar la eficiencia.

Según el sitio web de GM Diet History, este programa de pérdida de peso se desarrolló con el apoyo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), y el Centro de Investigación Johns Hopkins realizó las pruebas (1).

Sin embargo, esta historia de origen es un mito (2), y se desconocen los verdaderos comienzos de la dieta GM. 

Alimentos permitidos en la dieta

La dieta GM sigue un plan de 7 días en el que los participantes comen un grupo de alimentos diferente o una combinación de grupos de alimentos cada día. 

Por ejemplo, el primer día, solo come frutas (excepto plátanos) y el séptimo día come una mezcla de arroz integral, frutas y verduras. Los alimentos incluidos en este programa son frutas, verduras, arroz integral, carne y lácteos.

Además, los seguidores de este plan también consumen la sopa de dieta transgénica, a veces denominada “sopa maravillosa”. Es una sopa de verduras baja en calorías que consta de repollo, zanahorias, tomates, apio y pimiento. Los defensores recomiendan consumir de 2 a 3 tazones de sopa maravillosa durante el día para ayudar a controlar los dolores de hambre.

A continuación se muestra un resumen de la dieta GM, con ejemplos de planes de menú:

Plan de comidas dietéticas transgénicas de 7 días

Día 1 – Frutas

El día 1, solo come fruta, excepto los plátanos, con énfasis en melones y frutas cítricas. No hay límite en la cantidad de frutas que puede comer en este día.

  • Desayuno – Tazón de bayas mixtas
  • Snack – 1 naranja
  • Almuerzo: rodajas de sandía a la parrilla
  • Snack – Manzana asada al horno
  • Cena: rodajas de melón y piña

Día 2 – Verduras

Para el día 2, limita su consumo a verduras. Se permiten papas y batatas, pero solo para el desayuno. Al igual que el primer día, no hay limitación en las porciones de verduras que consume, y se pueden disfrutar crudas o cocidas. Las verduras que se pueden comer con la dieta transgénica incluyen pimientos, tomates cherry, cebollas, espinacas, brotes, col rizada, pepinos y hongos, por nombrar algunos.

  • Desayuno- Mezcla de pimientos, cebolla y camote asados ​​al horno
  • Snack- 1 taza de sopa de repollo  
  • Almuerzo: “filetes” de brócoli 
  • Cena: espárragos al vapor sobre una cama de lechuga

Día 3 – Frutas y Verduras

El día 3, disfruta de una combinación de alimentos de los dos primeros días, excepto plátanos y patatas.

  • Desayuno- Rodajas de aguacate cubiertas con fresas y mango
  • Snack- 1 pomelo
  • Almuerzo: verduras mixtas con mandarinas y manzanas
  • Cena: tomates cherry, uvas, espárragos y rodajas de pepino.

Día 4 – Plátanos y Leche 

Las comidas del día 4 consisten únicamente en plátanos y leche, preferiblemente leche descremada. Los vegetarianos pueden optar por la leche de soja sin azúcar. Asegúrese de restringir la ingesta a seis plátanos grandes y tres vasos de leche. El día 4 es ampliamente reconocido como el día más desafiante.

  • Desayuno- Batido preparado con 2 plátanos y 1 vaso de leche
  • Merienda- Plátano con un plato de sopa maravillosa
  • Almuerzo- Plátano con 1 vaso de leche
  • Cena- Batido elaborado con 2 plátanos y 1 vaso de leche

Día 5 – Carne

Para los no vegetarianos, la ingesta en el día 5 de la dieta consiste en 20 onzas de carne de res, pollo o pescado, dividida entre dos comidas. Además de la carne, también comes seis tomates, lo que agrega fibra al plan de comidas. Los vegetarianos pueden sustituir el arroz integral o el requesón en lugar de la carne.

Los defensores de esta dieta también recomiendan aumentar la ingesta de agua en dos vasos adicionales en este día para ayudar a eliminar el ácido úrico del cuerpo. El ácido úrico es un subproducto metabólico resultante de la descomposición de las purinas, que son compuestos que se encuentran en la carne.

  • Desayuno- Dos tomates
  • Snack- Sopa maravillosa con dos tomates
  • Almuerzo – 10 oz. pechuga de pollo a la plancha con rodajas de tomate y un vaso extra de agua
  • Cena: 10 oz. salmón a la sartén cubierto con tomate cortado en cubitos y un vaso extra de agua

Día 6 – Verduras y Carnes

El día 6 consiste en 20 onzas de carne con vegetales ilimitados, excepto papas y tomates. Nuevamente, la opción vegetariana es arroz integral o requesón.

  • Desayuno- Ensalada de frutas tropicales con papaya y mangos
  • Snack- zanahorias pequeñas
  • Almuerzo – 10 oz. camarones a la plancha con ensalada de rúcula
  • Cena: 10 oz. muslos de pollo al horno con verduras asadas

Día 7: Arroz Integral, Frutas y Verduras

El día 7, el último día de la dieta transgénica, come arroz integral, frutas y verduras. Los jugos de frutas sin azúcar agregada también están permitidos en este día.

  • Desayuno- Batido de plátano, fresa elaborado con jugo de fruta 100% granada
  • Snack- Arroz integral y papa hervida
  • Almuerzo- Puré de aguacate con tomates cortados en cubitos
  • Cena: arroz integral con brócoli al vapor y un chorrito de jugo de limón.

Otras pautas

Se anima a los seguidores del plan de dieta GM a beber de 8 a 12 vasos de agua al día para prevenir la deshidratación y ayudar a promover la digestión y la evacuación intestinal. El café negro y el té, incluido el té verde, están permitidos como parte de esta dieta, siempre que no estén endulzados.

Los alimentos que no están permitidos en esta dieta incluyen:

  • Alcohol.
  • Bebidas endulzadas con azúcar y comida chatarra, como refrescos y galletas.
  • Arroz blanco.
  • Alimentos ricos en carbohidratos procesados ​​como el pan y la pasta.
  • Frijoles y legumbres, como frijoles y lentejas.

El ejercicio es opcional mientras se hace dieta GM, aunque se anima a los seguidores a evitar la actividad física intensa durante los primeros tres días.

Finalmente, los seguidores de esta dieta pueden repetir el ciclo de 7 días hasta alcanzar sus objetivos de adelgazamiento. Sin embargo, se recomienda esperar de 8 a 10 días entre ciclos para evitar deficiencias nutricionales.

¿Funciona realmente la dieta GM?

La dieta GM probablemente resultará en una pérdida de peso a corto plazo para la mayoría de las personas, principalmente porque esta dieta reduce la ingesta diaria de calorías y crea un déficit de calorías. Un déficit de calorías ocurre cuando consume menos calorías por día de las que quema.

Este plan crea un déficit de calorías de varias maneras, que incluyen:

  • Incrementar las frutas y verduras en la dieta, que son alimentos saludables que generalmente son bajos en calorías.
  • No permitir azúcares añadidos o alimentos procesados
  • Eliminar grupos de alimentos del menú en días específicos

Una forma en que el plan GM le ayuda a perder peso es fomentando la ingesta de alimentos integrales, sin procesar, con muchas frutas y verduras. Sin embargo, existen métodos de dieta alternativos, como la dieta DASH y la dieta Paleo, que también mejoran los hábitos alimenticios sin tener tantas reglas alimentarias estrictas como la dieta GM.

Además, muchos de los alimentos de este plan, como frutas, verduras y sopas, tienen un mayor contenido de agua, lo que puede aumentar la sensación de saciedad, lo que reduce la ingesta diaria de alimentos (3).

¿Cuánto peso puede perder con la dieta transgénica?

Según los defensores de este plan, puede perder hasta 15 libras en una semana mientras sigue la dieta transgénica. Sin embargo, no hay estudios que respalden esta afirmación.

La cantidad de peso corporal que una persona puede perder con cualquier dieta depende de varios factores, como la edad, el sexo, la genética, el peso inicial y el grado de restricción calórica.

Además, cuando pierde peso rápidamente, parte de esa pérdida se debe al peso del agua y la pérdida de masa muscular en lugar de la grasa corporal. Esto se debe a que cada vez que reduce la ingesta de calorías, el cuerpo busca fuentes alternativas de energía. Inicialmente, el cuerpo se convierte en glucógeno, que es un tipo de reserva de energía almacenada en los músculos y el hígado.

Se sabe que el glucógeno se aferra a las moléculas de agua; por lo tanto, como el glucógeno se quema como combustible, el agua se excreta del cuerpo y puede dar la impresión de una rápida pérdida de peso. Sin embargo, esta pérdida de agua es solo temporal y es probable que la recupere una vez que reanude una dieta regular.

Durante la pérdida de peso, el cuerpo también recurre a la masa muscular para obtener energía además de las reservas de grasa. Las investigaciones han demostrado que consumir suficientes proteínas durante una dieta puede ayudar a reducir la pérdida de tejido muscular (4-7). Sin embargo, la dieta transgénica carece de proteínas en la dieta, especialmente durante los primeros tres días, lo que podría provocar una pérdida excesiva de masa muscular. 

Por lo tanto, la mejor pregunta es: ¿debería perder 15 libras en 7 días?

La mayoría de los expertos en salud y dietistas están de acuerdo en que un objetivo de pérdida de peso más realista es alrededor de 1 a 2 libras por semana mientras hace dieta (8), con el entendimiento de que la pérdida de peso puede ser más rápida al comienzo de la dieta y se ralentizará a medida que se acerque su peso objetivo.

Riesgos y efectos secundarios del plan de dieta GM

Si bien la promesa de una rápida pérdida de peso en siete días puede parecer atractiva, la dieta transgénica tiene muchas desventajas que debe conocer antes de probar este plan de dieta. 

No hay evidencia científica que respalde la dieta GM

Primero, hay poca información creíble sobre esta dieta, y gran parte de la información disponible es anecdótica.

Sin ensayos en humanos de alta calidad, es difícil comparar la eficacia y seguridad de la dieta GM con otros planes dietéticos. 

Carece de nutrientes esenciales

Quizás el mayor inconveniente de la dieta GM es que está desequilibrada y no cumple con los requisitos nutricionales. En esencia, la dieta GM elimina grupos de alimentos en ciertos días, lo que resulta en un patrón de alimentación con micro y macronutrientes variables. 

Por ejemplo, los primeros tres días de esta dieta se centra en consumir solo frutas y verduras, que son bajas en proteínas y grasas insaturadas saludables para el corazón. Este enfoque puede ser contrario a la intuición, ya que la investigación sugiere que los planes dietéticos ricos en proteínas pueden ayudar a reducir el apetito y promover la pérdida de peso (9).

Además, muchos alimentos saludables están excluidos de este plan, incluidos los aceites saludables para el corazón, como el aceite de oliva, así como los huevos y las nueces.

Es posible que las personas que siguen la dieta transgénica no obtengan suficientes proteínas, grasas insaturadas, vitamina B12, hierro, calcio, magnesio y zinc en sus dietas, especialmente durante los primeros tres días.

Podría resultar en una dieta yo-yo y un aumento de peso

La dieta transgénica está destinada a ser un programa a corto plazo de 7 días. Uno de los problemas con estas dietas de “solución rápida” es que puede recuperar peso una vez que deje de seguir el plan de alimentación. Esto podría conducir a un ciclo interminable de hacer dieta, perder peso, recuperarlo y luego volver a hacer dieta, lo que a veces se denomina dieta yo-yo.

La investigación ha relacionado la dieta yo-yo con múltiples problemas de salud adversos, que incluyen aumento del apetito, mayor aumento de peso con el tiempo y aumento de grasa corporal (10-12). 

Por ejemplo, un estudio de revisión encontró que las personas con dietas a corto plazo recuperaron del 30 al 65% del peso que habían perdido en un año (10).

En un artículo de revisión diferente, 11 de 19 estudios determinaron que un historial de dietas yo-yo se asoció con porcentajes más altos de grasa corporal y mayores cantidades de grasa abdominal (11). 

Además, 4 de los 8 artículos de esta revisión informaron que las dietas yo-yo estaban relacionadas con una mayor probabilidad de aumento de peso en el futuro, lo que sugiere que las personas que hacen dieta pueden ser propensas a ganar más peso del que perdieron inicialmente (11).

Conclusión

En general, los inconvenientes de la dieta transgénica parecen superar cualquier ventaja.

Los beneficios para la salud de este plan pueden incluir comer más frutas y verduras y limitar los alimentos procesados. Sin embargo, muchas otras dietas también se centran en consumir alimentos integrales además de fomentar un cambio de estilo de vida a largo plazo. 

Además, el plan de dieta GM promueve una rápida pérdida de peso, principalmente en forma de pérdida de agua, lo que podría resultar en una dieta yo-yo.

Las personas que estén interesadas en el control de peso a largo plazo pueden querer evitar esta dieta de moda. En su lugar, intente concentrarse en hábitos saludables que lo prepararán para el éxito a largo plazo. Un buen lugar para comenzar es reduciendo los alimentos procesados ​​y el azúcar, comiendo más frutas y verduras, estableciendo una rutina de ejercicios y durmiendo lo suficiente.

Fuentes

  1. “GM Diet History.” GM Diet Works, www.gmdietworks.com/gm-diet-history.
  2. Cohen, Roger. The General Motors Diet, 29 July 2009, www.nytimes.com/2009/07/30/opinion/30iht-edcohen.html.
  3.  Davy, Brenda M., et al. “Water Consumption Reduces Energy Intake at a Breakfast Meal in Obese Older Adults.” Journal of the American Dietetic Association, vol. 108, no. 7, 2008, pp. 1236–1239., doi:10.1016/j.jada.2008.04.013
  4. Berentzen, Tina, and Thorkild I A Sørensen. “Effects of intended weight loss on morbidity and mortality: possible explanations of controversial results.” Nutrition reviews vol. 64,11 (2006):502-7. doi:10.1111/j.1753-4887.2006.tb00183.x
  5. Mojtahedi, Mina C et al. “The effects of a higher protein intake during energy restriction on changes in body composition and physical function in older women.” The journals of gerontology. Series A, Biological sciences and medical sciences vol. 66,11 (2011): 1218-25. doi:10.1093/gerona/glr120
  6. Evans, Ellen M et al. “Effects of protein intake and gender on body composition changes: a randomized clinical weight loss trial.” Nutrition & metabolism vol. 9,1 55. 12 Jun. 2012, doi:10.1186/1743-7075-9-55
  7. Pasiakos, Stefan M et al. “Optimized dietary strategies to protect skeletal muscle mass during periods of unavoidable energy deficit.” FASEB journal : official publication of the Federation of American Societies for Experimental Biology vol. 29,4 (2015): 1136-42. doi:10.1096/fj.14-266890
  8. “Losing Weight.” Centers for Disease Control and Prevention, Centers for Disease Control and Prevention, 4 Feb. 2020, www.cdc.gov/healthyweight/losing_weight/index.html.
  9. Paddon-Jones, Douglas et al. “Protein, weight management, and satiety.” The American journal of clinical nutrition vol. 87,5 (2008): 1558S-1561S. doi:10.1093/ajcn/87.5.1558S
  10. Dulloo, A G, and J-P Montani. “Pathways from dieting to weight regain, to obesity and to the metabolic syndrome: an overview.” Obesity reviews : an official journal of the International Association for the Study of Obesity vol. 16 Suppl 1 (2015): 1-6. doi:10.1111/obr.12250
  11. Mackie, Grace M et al. “Does weight cycling promote obesity and metabolic risk factors?.” Obesity research & clinical practice vol. 11,2 (2017): 131-139. doi:10.1016/j.orcp.2016.10.284
  12. Dulloo, A G et al. “How dieting makes the lean fatter: from a perspective of body composition autoregulation through adipostats and proteinstats awaiting discovery.” Obesity reviews : an official journal of the International Association for the Study of Obesity vol. 16 Suppl 1 (2015): 25-35. doi:10.1111/obr.12253